Las autoridades europeas en materia de privacidad y protección de datos han informado hoy que están considerando reabrir las investigaciones en relación a la captación de datos personales, como los emails y las contraseñas de los usuarios, que Google habría estado recabando estos últimos años utilizando sus coches del servicio Google Street View mientras recorrían las calles de las principales ciudades europeas.

El escándalo se produjo en 2010 cuando se descubrió que estos coches estaban equipados con potentes antenas WiFi que capturaban el tráfico de las redes domésticas y empresariales para, tras pasar por un procesamiento, extraer información sensible relativa a los usuarios de la red, como conversaciones privadas, contraseñas, correos electrónicos, etc, llegando a capturar cerca de 600 gigas de información.

Las autoridades europeas van a considerar abrir las investigaciones tras conocerse que esta captura de datos no se produjo por error en la programación sino que fue una actuación deliberada por parte de Google.

Jacob Kohnstamm, Director de la Autoridad holandesa de protección de datos afirmó hoy que “ha llegado el momento de que las diversas autoridades de protección de datos del mundo trabajen juntos para controlar a Google“.

Google por su parte ha vuelto a afirmar que la captación de los datos fue involuntaria y lo achaca a un trabajo en secreto de uno de sus programadores; precisamente este programador, Marius Milner, que reside actualmente en Estados Unidos ha invocado la quinta enmienda para rechazar las solicitudes de información de la Federal Communications Commission.

Redacción - ePrivacidad

Redacción - ePrivacidad

Redacción - ePrivacidad en Privacidad en Internet S.L.
ePrivacidad es una entidad española especializada en proteger la privacidad de los usuarios en Internet. Contacta con nosotros si quieres recuperar tu anonimato en la Red.
Redacción - ePrivacidad