Los antecedentes penales o antecedentes judiciales son datos relativos a nuestra persona que están recogidos en el Registro Central de Penados y Rebeldes siempre que hubiésemos sido condenados por sentencia judicial firme.

Los datos que constan en ese Registro de antecedentes penales son los siguientes:

a) Nombre, apellido, cédula de identidad, edad, seco, fecha y lugar de nacimiento, nacionalidad, profesión y estado civil.

b) Delito o falta a que se refiere la sentencia condenatoria.

c) Agravantes o atenuantes.

d) Carácter primario o reincidente.

e) Penas impuestas y Tribunal que las dicto.

f) Reparación de daños a la víctima.

g) Pago de costas procesales.

h) Lugar o establecimiento penitenciario de cumplimiento de la condena.

i) Conducta penitenciaria.

j) Conocimientos y capacidad laboral adquiridos durante el periodo de reclusión.

k) Datos sobre exámenes psicológicos y psiquiátricos a que fuere sometido.

l) Datos sobre la personalidad y posibilidades de readaptación social.

Los antecedentes penales, a diferencia de los antecedentes policiales, si son tenidos en cuenta por el Juez en los juicios penales celebrados contra nuestra persona por la comisión posterior de otro delito, e influyen en la tramitación de otros procedimientos como puede ser la solicitud de la nacionalidad y que exigen certificado de antecedentes judiciales negativo.

Además, en contra de la opinión mayoritaria, los antecedentes penales no se extinguen de manera automática con el cumplimiento de la pena impuesta y recogida en la sentencia, han de ser cancelados.

Verónica Alarcón

Verónica Alarcón

Directora Jurídica y de Privacidad en Privacidad en Internet S.L.
Abogada. Encabeza el Departamento de Protección de Datos y Privacidad en Internet y cuenta con dilatada experiencia en la defensa letrada ante las distintas instancias judiciales.
Verónica Alarcón