ePrivacidad® - Empresa de reputación en Internet

TikTok: Cómo proteger la privacidad de los niños y adolescentes en la aplicación de moda

TikTok fue descargada por 1000 millones de usuarios en todo el mundo solo en 2018, la mayoría de ellos niños y adolescentes que experimentan con su imagen digital. EEUU ha impuesto una multa a la empresa responsable de esta aplicación por recopilar y almacenar la información personal de menores de 13 años sin el consentimiento previo paterno.

Una de las aplicaciones más populares entre los adolescentes de los últimos años –con permiso de Snapchat- ha sido  Musical.ly, comprada por ByteDance en 2017  y renombrada como  TikTok. La premisa era sencilla: los usuarios, en su perfil, podían grabar pequeños vídeos musicales, estableciendo efectos de forma sencilla como bumerangs, giros de cámara, cortes o glitchs. La aplicación ya era muy popular, y tras su compra por parte de ByteDance y la consiguiente inversión en publicidad, lo sigue siendo: solo en 2018 obtuvo más de 1.000 millones de descargas en todo el mundo.

Sin embargo, este éxito se ha visto empañado por los 5,7 millones de dólares que TikTok tendrá que pagar un multa por recopilar ilegalmente datos personales de menores, impuesta por la Comisión Federal de Comercio (FCC) de EEUU. En este país, los sitios web y aplicaciones dirigidos a niños están obligados por ley a obtener el consentimiento de los padres antes de recopilar información personal de los menores de 13 años.

En este caso, Musical.ly, pese a conocer que entre sus usuarios se encontraban niños, no buscó obtener ese consentimiento paterno. Además, la configuración predeterminada de la privacidad de los perfiles era pública: la biografía, el nombre de usuario, la imagen y los vídeos de los niños podían ser visualizados por todos los usuarios. “Si bien el sitio permitió a los usuarios cambiar su configuración predeterminada de público a privado para que solo los usuarios aprobados pudieran seguirlos, las fotos y biografías del perfil de los usuarios continuaron siendo públicas, y los usuarios aún podrían enviarles mensajes directos”, destaca Joe Simons, presidente de la FCC. La Comisión también ha recordado que ha habido informes en los que se ponía de manifiesto que adultos habían intentado ponerse en contacto con niños a través de la aplicación.

La FCC ha interpuesto “la sanción civil más grande jamás impuesta por la Comisión en un caso de privacidad de menores”  a modo de advertencia al resto de operadores que tratan datos de menores.

Por su parte, TikTok, que achaca la infracción a la época anterior, cuando Musical.ly era propiedad de otra compañía, ha lanzado una versión de la app en Estados Unidos específica para los más pequeños, con ajustes adicionales de contenido y privacidad. Además, como parte del acuerdo, la aplicación eliminará todos los vídeos de menores de 13 años.

Además, la compañía se ha implicado en diversas campañas para hacer de Internet un lugar más seguro, lanzando sus propias iniciativas para salvaguardar la privacidad de los usuarios en países como India. Para el Día por un Internet más seguro, TikTok lanzó el hashtag #BetterMeBetterInternet, mediante el cual populares creadores de contenido de todo el mundo lanzaron mensajes de “positividad, creatividad y seguridad”.

Pero, ¿qué pasa en Europa?

Esta multa y sus consecuencias se circunscriben al territorio de EEUU y no se ha anunciado que las medidas se vayan a extender al resto de países. Aunque es de esperar que lleguen al mercado europeo, Reino Unido ya ha advertido (a través de su National Society for the Prevention of Cruelty to children) del peligro que supone que los niños menores transmitan en directo a desconocidos a través de TikTok.

Tenemos que tener en cuenta también que los jóvenes de hoy en día siempre van un paso por delante de los padres en materia tecnológica, por lo que en muchas ocasiones los niños pueden quedar expuestos de manera que sus tutores no sepan reconocerlo o darse cuenta con la antelación suficiente. Episodios de acoso o bullying son habituales en este tipo de aplicaciones, en las que se produce una sobreexposición por parte de los niños, que no conocen las posibles repercusiones de sus actividades online.

Como usuarios y padres, una de las medidas que se pueden tomar cuando los niños se descarguen la aplicación es comprobar manualmente la configuración de privacidad de modo que esté lo más restringida posible y comprobar periódicamente tanto los contactos que pueden ver la cuenta como los contenidos subidos por los niños y los mensajes recibidos.

En el caso de que se detecte algún tipo de comportamiento abusivo, lo mejor es acudir a las autoridades pertinentes para identificar los hechos. Eliminar los perfiles de la aplicación, de modo que se corte total comunicación con los acosadores, o establecer un nombre de usuario anonimizado para garantizar que solo accedan los contactos de confianza, son otras de las medidas que podemos tomar para garantizar la privacidad de los más pequeños.

Abrir chat
¿Hablamos?
Powered by