ePrivacidad® - Empresa de reputación en Internet

Así puedes desaparecer de Internet

Desaparecer de Internet puede parecer un tarea difícil. Hace más de 40 años que existe el correo electrónico tal y como lo conocemos ahora mismo, y más de 20 desde que Internet comenzó a popularizarse entre los hogares. Facebook se lanzó hace 15 años. ¿Cuántos datos sobre ti has acumulado en Internet?

Borrar la huella digital no es sencillo, pero tampoco es imposible. Vamos a ver paso a paso lo que tienes que hacer para borrar todo rastro de tu presencia online.

Así puedes desaparecer de Internet

Paso 1: Detecta dónde te has dado de alta

¿Tienes acceso a tu correo electrónico? Es fácil que hayas tenido varias cuentas de correo electrónico a lo largo de tu vida. Intenta recuperar las contraseñas: poder acceder es una parte fundamental de este paso.

Una vez dentro, tendrás que buscar todos los correos de confirmación de cuenta. Intenta buscar por palabras clave: confirmación, cuenta, felicidades, bienvenido… Así, podrás localizar todos los servicios en los que te has dado de alta para borrar tus datos de Internet

Paso 2: Borra tu cuenta

¿Tienes acceso a tu correo electrónico? Es fácil que hayas tenido varias cuentas de correo electrónico a lo largo de tu vida. Intenta recuperar las contraseñas: poder acceder es una parte fundamental de este paso.

Una vez dentro, tendrás que buscar todos los correos de confirmación de cuenta. Intenta buscar por palabras clave: confirmación, cuenta, felicidades, bienvenido… Así, podrás localizar todos los servicios en los que te has dado de alta.

Desaparecer de Internet

Paso 3: Búscate en Google

Google es el principal motor de búsqueda utilizado a nivel mundial. Si no sabes como funciona, te lo contamos en el post sobre como eliminar tu nombre y tus apellidos de Google.

Al buscar tu nombre en Google, aparecen todos los resultados que Google tiene indexados en el que aparece. También puedes probar a buscar nicknames o apodos que recuerdes haber usado. Por ejemplo, con qué nombre te hiciste la cuenta de MySpace o Tuenti.

Si se trata de una cuenta en un servicio, intenta seguir los pasos para borrar la cuenta. Si no, pasamos al siguiente paso

Paso 4: Desaparecer de Internet

Cuando hayas encontrado todos los sitios donde apareces, llega el momento de desaparecer de Internet. ¿Dónde aparecen tus datos? ¿Es un repositorio de empresas? ¿Es un medio de comunicación? ¿Es un blog?

Identifica dónde se ha publicado tu información y sigue los pasos necesarios para pedir que borren tus datos. Es posible que puedas pedir el derecho al olvido para desaparecer de Internet.

Si tu caso es más complicado, contar con profesionales puede ser la manera más rápida de borrar tu información personal de Internet. Contacta con nosotros y analizaremos tu caso sin compromiso.

¿Debo confiar en las empresas que prometen borrar todos los sitios donde me he registrado?

El paso 1 de este decálogo para desaparecer de Internet es, sin duda, el más tedioso. Buscar los emails en el correo electrónico y uno por uno solicitar la eliminación de los registros es un trabajo costoso y que nos va a llevar tiempo. ¿Hay alguna opción para saltárselo?

Existen empresas de Internet que prometen hacer este proceso por ti. Simplemente dando tus claves de acceso al correo electrónico, ellos gestionan la eliminación de tus datos personales de todos los sitios donde te has registrado. 

¿Cómo lo hacen? Pues simplemente leen todos los correos de la bandeja de entrada y detectan los sitios donde te has registrado. Después, mandan un correo electrónico automatizado solicitando los derechos pertinentes. 

¿Es seguro?

Es una opción que, como expertos en reputación y privacidad en Internet, solo podemos desaconsejar. Tu correo electrónico, normalmente, tiene acceso a muchas más cosas que una cuenta de un comercio electrónico. Normalmente a través de él puedes acceder a tus redes sociales, y a veces incluso a cuentas como PayPal. 

Dar la contraseña a páginas web desconocidas para darles permiso para leer todos tus correos puede llevarte a un caso de phising o a perder el control de tus cuentas. 

Es en estos casos cuando el sentido común tiene que primar sobre los intentos de proteger mis datos. ¿Es mejor darle mi contraseña a un sitio desconocido a que una tienda online tenga mis datos de inicio de sesión?

 

Abrir chat
¿Hablamos?