ePrivacidad® - Empresa de reputación en Internet

¿Qué es la huella digital?

Por huella digital entendemos el rastro que deja un usuario cuando usa Internet. Aunque es un concepto abstracto, muchos de los usuarios de la red conoce su nombre. La huella digital es algo que se tuvo en cuenta a la hora de elaborar el RGPD, y que puede afectar a la experiencia de uso de Internet.

¿Alguna vez te has sorprendido con un anuncio en Facebook, enseñándote justo eso que estás pensando en comprar? Este tipo de contenido se genera gracias a ese rastro que hemos dejado y que da pistas a los sitios webs sobre nuestros interesantes.

¿Qué es la huella digital?

¿Cómo se genera una huella digital?

La huella digital no es una huella física. No existe un rastro que nosotros como usuarios podamos ver fácilmente al volver la vista atrás. Sin embargo, sí es un rastro que podemos borrar.

Cuando navegamos por Internet, se produce constantemente un intercambio de información con cada web a la que entramos o que usamos. Para eso los sitios webs usan cookies, que son pequeñas piezas de información que se almacenan en tu navegador para hacer más sencilla la interacción con el sitio.

Las cookies son anónimas, pero pueden guardar información sobre las páginas que has visitado, cuanto tiempo has estado en ellas… Pero además, pueden extraer información sobre edad, sexo, salud, finanzas o compras. Y es ahí donde la huella digital puede exponer nuestra privacidad.

¿En qué me afecta?

Quizá la manera más sencilla de comprobarlo sea el ejemplo de los anuncios de Facebook, o los de cualquier sitio web. Este tipo de anuncios se basa en tu experiencia de navegación para recomendarte las cosas que quieres comprar, o simplemente recordarte que están ahí y no las has comprado todavía.

La consecuencia más directa puede ser un regalo sorpresa estropeado, o un escarnio público como el que sufrió cierta política que se quejó de los anuncios de picardías en su navegador. Un usuario preocupado por su privacidad puede encontrar que no quiere que otros (grandes compañías como Facebook y Google) ganen dinero con sus datos.

¿Es peligroso?

La huella digital no supone ningún peligro material para los usuarios. Nuestra navegación por Internet no deja atrás nuestra dirección de casa o nombre vinculado a esos datos.

¿Cómo borrar mi huella digital?

Gracias a la normativa europea, las páginas web tienen que avisarte antes de usar cookies y tú tienes que estar de acuerdo en que las utilicen antes de que las instalen en tu ordenador. Tan solo tienes que deseleccionar aquellas que no quieres tener en el navegador.

Cuando usas el navegador en modo incógnito (u oculto, según el navegador que uses), el navegador no guarda tus datos ni las cookies, por lo que estarías evitando crear esa huella digital (una vez que hayas salido de la sesión de incógnito).

Otra opción es borrar manualmente las cookies del navegador, a través de la configuración.

¿Es lo mismo huella digital e identidad digital?

La respuesta es no: la huella digital es, como hemos hablado, ese rastro de información que dejamos cuando navegamos por Internet. Por el contrario, la identidad digital es el perfil que mostramos en la red, a través de redes sociales, páginas webs o noticias en las que tenemos presencia.

La identidad digital de una persona (por ejemplo, de Pedro Sánchez) se compone de los perfiles sociales, una página en Wikipedia, y noticias donde se menciona su nombre. El de un dentista, por ejemplo, quizá solo se componga de la página web de la clínica y un perfil en Doctoralia.

Tú puedes controlar tu identidad digital, eliminando tus datos personales de Facebook o borrando tu perfil de Twitter, en el caso de que no quieras que estén vinculados a ti. Ver dónde están tus datos y qué dicen ellos de ti es importante para comprobar cómo es tu identidad digital y, por tanto, tu reputación online.

Abrir chat
¿Hablamos?