Los antecedentes policiales son datos de carácter personal que han sido obtenidos sin nuestro consentimiento como consecuencia de la instrucción de diligencias por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y su posterior remisión a los órganos judiciales o administrativos en virtud de denuncia o detención por la presunta comisión de hechos que en nuestro Código Penal están tipificado como un delito o falta o de hechos constitutivos de infracción administrativa.

La denominación “antecedentes policiales” no resulta muy acertada ya que esos antecedentes pueden estar recogidos tanto en el fichero de Personas de Interés Policial “PERPOL” del Archivo Central de la Policía, como en el fichero de Interés Policial “INTPOL” que es gestionado por la Dirección General de la Guardia Civil.

Los datos personales existentes en esos ficheros pueden ser consultados, rectificados – en caso de ser inexactos o incompletos- o cancelados a petición de la persona titular de los mismos mediante instancia firmada por ella misma o por su representante voluntario o legal , y en unión de la documentación necesaria que dependerá principalmente del derecho que se ejercite.

Por lo que respecta a la consulta, de no existir antecedentes policiales en sus ficheros sobre el interesado, la Guardia Civil o Policía deberán así comunicárselo expresamente, pudiéndose optar por la visualización en pantalla de esos antecedentes, remisión de escrito que contengan los mismos por correo ordinario o telecopia y deberán responder a la petición de acceso a los antecedentes en el plazo de un mes desde la recepción de su solicitud. Sólo podrá solicitarse el acceso una vez cada doce meses salvo acreditación de un interés legítimo.

Verónica Alarcón

Verónica Alarcón

Directora Jurídica y de Privacidad en Privacidad en Internet S.L.
Abogada. Encabeza el Departamento de Protección de Datos y Privacidad en Internet y cuenta con dilatada experiencia en la defensa letrada ante las distintas instancias judiciales.
Verónica Alarcón